miércoles, 24 de octubre de 2012

CONCLUSIÓN

La historia de Venezuela constituye uno de los temas más vibrantes de la vida nacional, es un país cuya esencia política ha sido producto de grandes luchas internas en lo normativo y lo social frente a los acontecimientos transformadores vividos por otras naciones del continente americano. Desde 1810, cuando se logró la independencia de España hasta nuestros días, los textos constitucionales se adaptaron a los intereses económicos, políticos y militares de cada época. Sin embargo, entre la Constitución de 1930 y la Constitución de 1999, se mantienen elementos en la estructura del estado como la división territorial que correspondía a la Capitanía General de Venezuela que permanecen igual. Pero aparece una diferencia importante en la visión de los poderes del estado con la incoporación de los Poderes Ciudadano y Electoral que se agregan a la división de poderes (Ejecutivo, Legislativo y Judicial) que ya existían para 1930.
Finalmente, el poder electoral sufre un cambio radical donde pasa de ser indirecto para convertirse en un poder donde recae el ejercicio democrático de la ciudadanía.
Con estos elementos de análisis y estudio de la historia se concluye que entre uno u otro logro social, o cualquier conquista de los venezolanas y venezolanas, han transcurrido y pueden transcurrir décadas pero tarde o temprano la sociedad avanza, cambia y se adapta al mundo moderno y multicultural.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada